Querido amigo,

Serendipia.

Quién querría vivir sin sentir, ¿te atreverías?.

Todos, en algún momento, creemos que sentir implica, en muchas ocasiones, sufrir. Existen personas más sensibles al dolor del mundo, y hay quienes interiorizan más cada detalle, que lo analizan todo una y otra vez buscando el sentido o la lógica, cuando, a veces, ni siquiera existe.

Pero dime, cómo seríamos vacíos de vida, de sentimientos, de vivencias. Cómo podría vivir alguien ajeno a todo, ajeno al dolor, al miedo, pero también, a la alegría y a la felicidad.

Nuestro objetivo en la vida, más allá de logros o expectativas, es ser fiel a uno mismo, agradeciendo la libertad que nos posee, reconociendo que de las pequeñas cosas nacen grandes descubrimientos.

Quizás merece la pena soñar, sin pensar en el mañana. Vivir en el presente, el aquí y ahora. Sentir la brisa acariciando tu rostro, el sonido de los árboles cuando ésta los…

Ver la entrada original 13 palabras más

Anuncios