Amar la libertad.


Serendipia.

El amor no debería tener etiquetas, ni nombres, ni nada que lo defina, porque es libre y como tal, nadie debe decidir sobre ello. Todos deberíamos actuar de esa forma, aprovechando la libertad que poseemos para hacer lo que realmente queremos. Porque no importa la raza, ni el sexo, ni la religión, no importa nada cuando se trata de amar.2dc3d551b999fba3cbc06ab0c7727dc5.jpg

El amor es cambiante, inmaduro y adictivo, porque logra que uno vuelva a ser niño,     ilusionándose por cada detalle, sonriendo ante cualquier dificultad, soñando con           miles de planes que hacer junto a esa persona con la que quieres compartirlo todo. Pero el amor debe ser libre y no esclavo, porque cuando uno pierde su identidad, tan sólo es una marioneta cegada, al servicio de la irracionalidad.

Tan sólo debe ser importante encontrar a alguien que te quiera por cómo eres, por tu esencia…

Ver la entrada original 280 palabras más

Anuncios

Demuestra que no eres parte de esa masa:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s