Querida Carla,

Querida Carla,

Y si no quiero ver las ruinas alzarse, y si no veo el mundo con los mismos ojos con los que lo ven los demás, y si no me gustan los colores que ha establecido la sociedad, acaso es tan extraño, sólo es ese el camino a seguir para entender el sentido de la vida.

Sé que los caminos no son sencillos, que las heridas se abren a cada paso que damos, que no hay vuelta atrás, ni bajadas sin subidas, siquiera la brisa nos puede acompañar a lo largo de todo el recorrido.

Lo normal sería ir preparado, echar un vistazo a lo que nos han enseñado, un paraguas, un calzado impermeable, pero así no se puede disfrutar de la lluvia empapando cada poro de nuestra piel, del retumbar de un trueno que estalla en la lejanía y nos susurra al oído, una explosión de luz guiándonos en la oscuridad.

Por qué temer a mojarnos, con la lluvia, con el mundo. Por qué somos sólo espectadores de una función en la que todos debemos representar un papel.

theatre-2601686_1920.jpg

@Jota_PrietoAbia

En colaboración con Serendipia

Anuncios